«Laura, de verdad quiero hacer ejercicio, pero simplemente no me animo a comenzar». Si supieran cuántas veces leo esto en mis redes sociales. En el fondo, la pregunta es la misma: ¿cómo motivarme para hacer ejercicios?

Pero realmente las entiendo, es difícil formar el hábito. Un día te despiertas muy animada, te pones tus zapatos deportivos y haces una rutina, y al día siguiente te levantas demasiado adolorida y buscando una excusa para no continuar. En verdad, esto pasa todo el tiempo.

  1. Comienza con un ejercicio fácil y que te guste

    Si comienzas con algo que está muy por encima de tu capacidad, lo único que lograrás son músculos demasiado adoloridos, frustración y aparecerán las excusas para desistir. Hay ejercicios que nos gustan más que otros, comienza con uno con el que puedas recuperar tu autoestima y ánimo.

    View this post on Instagram

    BREAKING NEWS for fashion and the ATHLEISURE world!!! There’s a new collection out today from one of my favorite brands @peaceloveworld by my fabulous friend @peacelovealina My smile is definitely inspired by the outfit that has a motivational message in each piece! My leggings are all about MIND, BODY, LOVE! My top is POWERFUL! Now, let’s talk fit: the leggings are high waisted with great hold and reflective details. The top is perfect to wear lose or tied in the back. I’m so excited to wear more pieces of this new line! It was long overdue. ❤️. I’m running to @QVC before it’s sold out! #MindBodyLove #40isthenew20 #athleisure #activewear #workoutgear #athleticwear #fitnesswear #gymgear #fitfashion #fashion #style #instafashion

    A post shared by 𝗟𝗔𝗨𝗥𝗔 𝗣𝗢𝗦𝗔𝗗𝗔 (@lauraposadalifecoach) on

  2. Hazlo desde tu casa con un programa digital

    Lo mejor es reducir la cantidad de pasos y distancia que te separan del ejercicio. Es decir, si puedes hacerlo en la sala de tu casa, ya eliminaste las excusas.

  3. Aumenta gradualmente

    Para que el ejercicio sea efectivo, tenemos que retarnos a nosotras mismas, pero gradualmente. Ve incrementando tus entrenamientos dos-tres minutos por semana, o las pesas un kilo por mes, en la medida en que vayas aumentando tu fuerza y capacidad pulmonar y muscular

  4. Motívate para hacer ejercicios… con un compañero

    He descubierto que esta es una de las mejores formas de comenzar y, sobre todo, de mantenerte encarrilada. Al tener un compañero de ejercicio que te acompaña y te anima, creas un compromiso no solo contigo misma, sino con esa persona. ¡El ejercicio se vuelve una actividad social y divertida, y ansiarás que llegue la hora de hacerlo! Programen juntos los horarios y establece un recordatorio en tu celular.

View this post on Instagram

A really simple thing that makes me so happy is working out with my daughter @pauli.posada SWIPE ⬅️ to see the videos of our upper body workout to lean out. Use a weight that is not too heavy but not too light either. I’m using 8 pounds. Do each exercise for 1 minute and rest 10–15 seconds between exercises if needed. 💪🏽 FULL VIDEO ON IGTV. Algo muy sencillo que me hace feliz es entrenar con mi hija @pauli.posada. DESLIZA A LA ⬅️ para ver los videos de nuestro entrenamiento de la parte superior del cuerpo para vernos más esbeltas. Usa un peso que no sea demasiado pesado pero tampoco demasiado liviano. Estoy usando 8 libras. Haz cada ejercicio durante un minuto y descansa de 10 a 15 segundos entre ejercicios si es necesario. 💪🏽 EL VIDEO COMPLETO EN IGTV #40isthenew20 #getfit #fitnessmotivation #40andfit #fiitover40 #momlife #fitmom #loveher #ootd #sportsbra @ultracoractive #leggings @koral #song @justinbieber

A post shared by 𝗟𝗔𝗨𝗥𝗔 𝗣𝗢𝗦𝗔𝗗𝗔 (@lauraposadalifecoach) on

 

Entonces, la próxima vez que pienses que no puedes hacer ejercicio, quiero que vuelvas a leer este artículo y te animes a ponerte los zapatos deportivos.